Perdóname si a veces te hice daño

creyéndote tan lejos y distante.

Perdona que no reaccionara ante

aquel dolor inmenso y tan extraño.

.

Perdóname que siga siendo el año

tan largo, tan vacío y tan cargante.

Tenemos que vivirlo en un instante

y ensangrentar de rojo nuestro paño.

.

Vivir besando trozos de banderas

triunfales, que ya han muerto en el pasado,

provoca escalofríos y denteras.

.

Olvídate de un mundo tan cegado,

Olvida viejas formas ¿A qué esperas?

Rompamos ya ese molde tan usado.